Trenes + Monos = Batu Caves

DSC02123

Una mañana nos volvimos a tomar el colectivo “Purple Line” hasta Kota Raya (China Town) y desde ahí caminamos unos 300 metros hasta la estación del tren Kuala Lumpur para llegar a las Batu Caves.
Llegamos a la estación y pagamos el boleto, 3 ringts (1 dólar) ida y vuelta hasta la estación Batu Caves.

2

No se van a perder ya que la estación  es la última del ramal del tren, así que una vez que llegue no hay otra opción que bajar.
El viaje en  tren dura unos 30 minutos. Viajamos súper cómodos, parece que no hay muchas personas que tomen el tren para el lado de Batu Caves, seriamos unas 20 personas por vagón, todos sentados y con unos asientos excelentes y ni 1 papel en el piso. Igual que acá, no ¿?
DSC02115
Durante el viaje podemos ver en una pantalla el recorrido que va haciendo el tren para localizar en qué punto estamos.

DSC02132
A medida que nos vamos acercando a destino, vemos como el paisaje se va transformando. De los grandes rascacielos de la ciudad, a medida que nos alejamos vamos viendo mayor cantidad de casas bajas hasta llegar a ver campos de arroz.

Finalmente llegamos a destino.

Salimos de la estación y en línea recta caminamos unos 500 metros.
Las cuevas son uno de los santuarios más grande dedicados al Lord Murugan en todo el mundo fuera de la India.
Se dice que tienen una edad de 400 millones de años.

P1010139
Todos los años a fines de enero comienzo de Febrero se celebra el Thaipusam Festival que lleva cientos de miles de devotos los cuales se pasan días celebrando y se ve mareas de personas subiendo y bajando por las escaleras en todo momento.
flor entrada
DSC02116

Para llegar a lo alto de las cuevas, se construyó una escalera de unos 272 escalones, lo bueno de esto es que a lo largo de la subida, hay una serie de descansos porque si no sería imposible de hacer, ya que personas de toda edad realizan la subida, desde niños acompañados de sus padres hasta mayores con muchos años. A estos últimos es increíble verlos a la velocidad que van subiendo.
P1010140
DSC02127
Durante el camino a las cuevas, podemos ver una gran cantidad de monos que libremente circulan por el camino. Es mágico verlos treparse por la montaña con una facilidad asombrosa, también vemos como se tiran de grande alturas a las copas de los árboles y cuando pensamos que están por caer con su cola se agarran de las ramas de los mismos y siguen como si nada.
P1010142
Durante la subida a las cuevas, estuvimos rodeados de muchos monos, algunos chiquititos e inofensivos pero otros de gran tamaño que se ponían en el medio del camino y no nos dejaban pasar o nos miraban con cara de intrusos.
Vimos una pelea de monos que asusto a más de uno incluyéndonos a nosotros.
DSC02131

Una vez arriba de la cueva, la verdad no nos gustó.
Llegamos y vimos unas cuevas sin mantenimiento, todo muy sucio, lleno de animales sueltos, más monos, gallinas, muchos murciélagos, mucha basura. En este punto los monos empezaron a pelear contra las gallinas para ver quienes se quedaban con el mejor botín.
Así que propiamente en las cuevas estuvimos unos 15 minutos, sacamos unas fotos, miramos un poco y empezamos el descenso. De nuevo a luchar contra los monos que se nos venían encima, que se ponían en el medio del camino y que se pelean asustando a todos los turistas.

La vuelta la hicimos de la misma manera.
Caminamos unos 500 metros hasta la estación Batu Caves, esperamos el tren, recorrido de 30 minutos, y llegamos al Barrio Chino.

Como Curiosidad, los trenes en Malasia tienen vagones exclusivos para mujeres.
Puede que los demás estén explotados de personas pero es tanto el respeto que se tiene que solamente mujeres pueden ingresar al mismo.

DSC02134
También nos encontramos con una serie de normas en Malasia, que para nosotros occidentales que somos no las podemos entender. Como no poder besarse en público, no comer chicle, etc. etc.

DSC02133

Este post fue cortito en comparación con los anteriores, pero al no habernos gustado tanto las cuevas, no valía la pena extenderse más.

En el próximos post estaremos hablando de los ENORMES SHOPPINGS de la ciudad y toda su MODERNIDAD.

SIGAMOS  #JuntandoMIllas  juntos.

Anuncios